sábado, 4 de abril de 2020

"THE NBA´s BLACK LIST: Nº 1, CRAIG HODGES"


Una lista negra es una lista de personas, instituciones u objetos que son discriminados en alguna forma con respecto a los que no están en la lista. La discriminación puede ser social, técnica o de alguna otra forma. Cuando la discriminación es positiva se habla de lista blanca.
Las versiones clásicas son las listas de proscripción, que eran utilizadas en la Antigua Roma de los tiempos de Lucio Cornelio Sila. En ellas estaban los nombres de los indeseados por el régimen que debían ser asesinados.

 En el siglo XX en los EE. UU., durante el "macarthismo", personas denunciadas como comunistas o anti-estadounidenses pasaban a formar parte de listas negras.

Las personas incluidas en estas listas tenían grandes dificultades para ser contratadas. El uso de estas listas fue especialmente notable en la industria del cine (la lista negra de Hollywood), y algunos de los represaliados más conocidos fueron Charlie Chaplin y los llamados diez de Hollywood.

A los artistas se les impidió trabajar. La lista negra rara vez se hacía explícita o verificable, sino que directamente dañaban la carrera profesional de decenas de personas que trabajaban en la industria del cine.

Hoy hablaré de un tipo de lista negra muy parecida a la que se utilizó en el "macarthismo" con el ilustre protagonista de la entrada del blog de hoy. Hablo del increíble tirador que fue compañero de Michael Jordan en aquellos Bulls: Craig Hodges y que fue un auténtico proscrito en la todopoderosa NBA. Voy a contar su historia.



DE PROFESION, FRANCOTIRADOR y ACTIVISTA SOCIAL DE VOCACION.

 Hodges se convirtió en uno de los mejores lanzadores de larga distancia en la década de los finales de los 80,s y primeros 90,s.

Fue uno de los primeros en atreverse a lanzar más de 200 veces en una misma temporada o en cruzar la barrera de 80 anotados, un hito antes de los Reggie Miller o Ray Allen.

Fue 3 veces campeón del concurso de triples de la NBA, de 1990 a 1992.
Hodges se convirtió en un maestro en esa lid del juego. Una muñeca privilegiada. Además lo fué en uno de los equipos más míticos de la NBA: los Bulls de Michael Jordan.

En la pista , no había "problema" con él, siempre sumaba para todos, pero fuera de la pista era un personaje demasiado auténtico e incómodo para la gente bienpensante y politicamente conservadora, incluido Michael Jordan.

Hodges fue un activista social que pidió a la NBA que se implicara en la lucha que Bill Russell y Kareem Abdul-Jabbar comenzaron.
Craig decía a menudo esa frase «Baloncesto y gente de color, nada más» 

De ahí que su primera decisión al entrar a la liga fuera formar parte del sindicato: la NBPA. El gran pelirrojo, Bill Walton , le tomó como mentor «y me convirtió en el representante de los jugadores, que siempre entendiera la importancia de separar entre propietarios y jugadores». 
Una liga donde por aquel entonces el 80% de los jugadores eran de color y no había ni un dueño ni un general manager de raza negra, decía el bueno de Hodges.

En San Diego debutó, en Milwaukee se ganó la titularidad y la fama de triplista y en Phoenix pasó algo inadvertido, pero en 1989 llegó a los Chicago Bulls y se labró su fama de francotirador de larga distancia.

El maestro zen, Phil Jackson , tenía ya a su especialista de larga distancia y los puntos de Hodges ayudaron a que llegaran los títulos. Primero a nivel individual en el prestigioso concurso de triples y fueron 3:
El aperitivo fue el increíble concurso de triples de 1990 donde consiguió 25 puntos de 30 posibles.
En 1991, Hodges no se quedó corto con 19 triples consecutivos, los primeros. No falló hasta el quinto balón del cuarto carro.
Y por supuesto, los títulos importantes: Los dos anillos de la NBA en las temporadas 1990-1991 y 1991-1992.
En la pista todo iba de maravilla pero Hodges era un tipo muy reivindicativo donde acabó muy mal con el mismísimo rey de la liga, Michael Jordan , siempre con la premisa:"Baloncesto y gente de color".


CRAIG HODGES Y MICHAEL JORDAN: UNA RELACIÓN DIFICIL
La relación entre Hodges y Mike fue en un inicio respetuosa, casi cordial pero Craig es un tipo con las cosas muy claras y con un temperamento sin igual . Fue uno de los pocos que se atrevió a ponerle las pilas a Michael Jordan. Con el tiempo, Jordan the GOAT , se cansó de las palabras reivindicativas y la aguerrida personalidad de Craig Hodges.

Y es que Hodges siempre criticó y exigió mucho a Jordan por su posición incontestable de icono mundial. Quería persuadir a Jordan de "romper con Nike y entrar en el negocio de zapatillas para sí mismo, con el objetivo de crear empleos en las comunidades negras".
Jordan supuestamente le contestó con una frase famosa : "Los republicanos también compran zapatillas de deporte".

Aún así, Hodges era incansable e intentó concienciar a Scottie Pippen y le instó a que leyera sobre la historia de la comunidad negra. Scottie le mandó a hacer gárgaras con un  «¿Para qué necesito leer? Cobro seis cifras».

 Aun así, Hodges no bajaría los brazos en su faceta reivindicativa y volvió a la carga con Jordan en junio de 1991, antes del primer partido de la final de la NBA entre los Bulls y los LA Lakers.
Hodges trató de convencer a Jordan y Magic Johnson de que ambos equipos debían realizar un boicot porque  a Rodney King, un afroamericano, había sido golpeado brutalmente por policías blancos en Los Ángeles tres meses antes.
Michael Jordan le dijo a Hodges que estaba "loco" mientras que Magic Johnson dijo: "Eso es demasiado extremo, hombre".

Ni corto ni perezoso, Hodges le contestó a Magic "Lo que le está pasando a nuestra gente en este país es extremo".

Hodges desistió con los años de un Jordan que se harto de él :

«Me imaginé a estos Bulls haciendo historia fuera de las pistas. Teníamos a un jugador como Michael Jordan cuya popularidad era superior a la del Papa. Si los Chicago Bulls hubieran hablado de manera colectiva en su época dorada, el mundo hubiera escuchado»

«Nuestra generación estaba más preocupada por ganar dinero y se rindió. El beneficio individual fue más importante que el movimiento de todos» 

Hodges
soñaba con la beligerancia de Bill Russell y Kareem Abdul Jabbar que fueron claves para el desarrollo del jugador de color en la NBA, pero en los ochenta, la mayoría de jugadores eran afroamericanos y cobraban millonadas. No había razón para el motín social para ellos.


EL ACTO DEL VETO: LA VISITA A LA CASABLANCA
Hodges era el único jugador NBA que protestaba por las injusticias sociales en público  y se convirtió en algo muy incómodo para la sociedad tan conservadora de aquella época.

Era un militante nato y se presentó en Washington DC con sus Bulls con un "dashiki"(prenda tradicional africana)
Con su dashiki, Hodges anotó nueve triples seguidos en el patio de la Casa Blanca ante Bush y aquellos Bulls campeones.


Si no fuera suficiente para aquella NBA reaccionaria y conservadora. Hodges entregó una carta escrita para el presidente, George H.W. Bush. una carta que era una clara declaración de beligerancia contra las injusticias sociales. En estos términos se dirigía:

«El propósito de esta carta es hablar en nombre de la gente pobre, nativos americanos, sin techo y, especialmente, afro-americanos que no tienen la oportunidad de venir a este gran edificio a conocer al líder de la nación en la que vivimos. Esta carta no es una súplica, pero 300 años de esclavitud ha dejado a la comunidad destroza: es la hora de un plan comprensivo para cambiar las cosas». 

Cuando le preguntan a Hodges sobre la carta:

Periodista ¿Bush respondió a la carta?

Hodges "Nunca lo hizo, a veces me pregunto si pasó la primera página. Me pregunto si incluso lo leyó. Cuando estaba investigando mi libro, me puse en contacto con la biblioteca de George Bush para obtener la copia original. A la señora de allí le encantó. Ella dijo: 'Oh, esta es una gran carta. ¿Realmente le diste esto al presidente? Le dije: 'Sí, y me metí en muchos problemas por eso' ".

A Hodges no le importó que su carta se filtró a los medios en 1991. Pero la suerte estaba echada y Hodges quedaría marcado en una lista negra para siempre.

La gota que colmó el vaso de la paciencia de la NBA fue el artículo, publicado por Willian Rhoden, donde Craig criticaba el silencio de Michael Jordan en la temática social, presión pública y problemas políticos que azotaban al país, o incluso por no pronunciarse sobre la ausencia de dueños de color o entrenadores negros.


En el siguiente partido de las finales no jugó ni un minuto. Hasta el cuarto, donde disputó cinco no volvió a entrar a pista [entre primera ronda y las finales de conferencia solo se perdió un partido]. Nunca más volvió a anotar un triple para los Bulls.
Al final, Jerry Krause, general manager de Chicago Bulls le invitaba a irse de la franquicia con un lacónico: "Gracias por cuidar de los jóvenes, pero vamos a tener que dejarte ir".


EL LARGO Y TORTUOSO CAMINO DE SER PROSCRITO EN LA NBA  .


Cuando ganó su último concurso de triples y le premiaron con 20,000 dolares y le pidió a sus compañeros Bulls que se unieran a él poniendo una cantidad similar para ayudar a las comunidades locales.
Sus compañeros de equipo le dieron largas, diciendo que tenían que hablar con sus agentes sobre este tema.
Hodges recuerda amargamente aquello: “imaginé a los Chicago Bulls haciendo historia de la manera más significativa. También tuvimos un jugador de baloncesto [Jordan] cuya popularidad superó la del papa. Si los Bulls hablaran con una voz colectiva durante la edad de oro del baloncesto profesional, el mundo escucharía ".

Aquello ya era el fín de su carrera NBA: Hodges ya se había convertido en un proscrito , y todo aquel mundillo le evitaba.
Hodges ya se volvía paranoico con razón y pensaba continuamente "me van a sacar de la liga" hasta que se hizo realidad. Nadie le quería en la NBA.

 En 1993, todavía como agente libre, Craig Hodges debía defender el título de concurso de triples que había ganado en las últimas tres ocasiones, pero la NBA le puso muchos problemas para que lo inscribieran alegando que no pertenecía a ningún equipo NBA, aún así pudo participar pero no pasó de semifinales con Mark Price.


 Despues de aquello acabó con Crawford Richmond, amigo de toda la vida y asesor de negocios como representante. Crawford llamó a los 29 equipos de la liga. «Le pregunté a Tex Winter si me podía hacer el favor de ayudarme, preguntar al resto de equipos pero me contesto que si quería seguir jugando, mejor mirara hacerlo fuera del país».

Hodges se fue a Italia a jugar porque nadie de la NBA le llamaba.

En Noviembre de 1996, Hodges puso una demanda contra 29 franquicias de la NBA por rechazo. En la demanda argumenta que el haber sido públicamente pro-afroamericano le cerró la puerta de la liga y señala que el asistente de los Bulls, Jim Cleamons le dijo que "A los equipos no le gustan los comentarios que has hecho sobre las obligaciones de los jugadores negros y tienen miedo de ser interpretados como anti-Jordan".


Tal era la "mala"fama de Hodges en la NBA que el periodista deportivo Dave Zirin recuerda que, cuando comenzó a cubrir la NBA en 2003, preguntó a los jugadores por qué no hablaban políticamente. La respuesta común, que los agentes le dieron a los jugadores, fue tremenda: "Es que no quieres ser como Craig Hodges". 


Siguió su peregrinaje por Turquía, Suecia, Canadá y la extinta CBA, y 13 años después Phil Jackson fue el que le ofreció un puesto como asistente en los Lakers de Kobe primero y junto a Pau Gasol más tarde. 



Seis temporadas y dos anillos más, junto con los conseguidos todavía vistiendo la camiseta de los Chicago Bulls. «Mucha gente en la liga no defiende, lo sé; pero ninguno puede tirar tan bien como Craig» aseguraba Jackson. 

Por la parte patronal, David Stern en una entrevista con Phil Kent  hablaba de la demanda de Hodges a la NBA, por 40 millones de dólares.

Otra vez el NY Times se hacía eco de las declaraciones de un responsable de los Chicago Bulls que quería mantener el anonimato: «No podía defender ni a un palo. Estaba en sus últimas como jugador y todo el mundo lo sabía».
También Stern, comisionado de la NBA durante todo el proceso, se posicionaba en contra de cualquier boicot: «Es absurdo pensar en una conspiración. Yo estaba en la Casa Blanca cuando vistió el dashiki y creo que fue genial, se lo dije incluso». 

Sin embargo Hodges tiene cristalino que hubo lista negra y boicot. Por otra parte,  Buck Williams, presidente de la NBPA lo avivó todavía más: «Es sabido en la liga que si hablas de más en algunos asuntos sensibles, puede haber repercusiones».


SIN RENCOR CONTRA JORDAN
Hodges no guarda rencor hacia Pippen o incluso Jordan.

-"Michael no habló en gran medida porque no sabía qué decir, no porque fuera una mala persona".
Por otro lado quiere dejar claro que "Jordan eligió rechazar la invitación del presidente Bush cuando los Bulls lo visitaron en 1991. "No voy a ir a la Casa Blanca", recuerda Hodges. “A la mierda Bush. No voté por él ". 




¿Cómo ve a Jordan, 25 años después?
“Es un hombre de negocios inteligente. Lo aplaudo por eso, no odio eso. Pero ha adquirido conocimiento a través de la experiencia de vida y se ha estado metiendo en proyectos decentes . Estoy seguro de que ahora es más consciente de todo lo que pasa."


ACTIVISTA SOCIAL POR ENCIMA DE TODO. ENTREVISTA "THE GUARDIAN"
En una de las últimas entrevistas que concedió a The Guardian, Hodges sigue disparando contra el sistema conservador:

¿Trump está en la Casa Blanca? "Te encantaría pensar que hemos recorrido un largo camino, y eso me entristece a veces. Las imágenes muestran que los negros han recorrido un largo camino. Teníamos un presidente negro, ¿así que ya no podemos hablar de raza? Pero todavía somos las personas menos representadas en esta nación ".

Incluso si Trump dice que haremos que Estados Unidos vuelva a ser grandioso. Para mí, como hombre negro, ¿cuándo fue grande Estados Unidos? ¿Qué tiene de bueno los padres fundadores, la guerra civil, el asesinato de Martin Luther King, el asesinato de Malcolm X? ¿El blackball de los atletas durante ese período? ¿De qué período estás hablando cuando Estados Unidos fue genial?  

A pesar de sus palabras tan serias, sonríe con lo siguiente:
 “A mi hijo Jamaal le encanta decirme: 'Eres el Forrest Gump del baloncesto por todas las personas que conociste. Te has cruzado con personas que han sido tan esclarecedoras. El tiene razón"

Hodges sigue con su discurso y se le encienden los ojos hablando de Nelson Mandela:

“ Fue un sudafricano, Nelson Mandela, quien me dio esperanza en mi punto más bajo, cuando estaba fuera de la NBA. Había sido liberado unos meses antes [después de 27 años en prisión] y vino a Chicago. Hubo una cena en su honor y Mandela pidió sentarse a mi lado. Crecí en los proyectos, hombre. Entonces ese es un poder más grande que yo. Estaba asombrado. Seguí preguntándole: "¿Cómo fue estar lejos de tu gente por tanto tiempo?" El fue asombroso. La verdad le dio poder. No necesitaba ser nadie más que él mismo. 


LA LISTA NEGRA LE HIZO MÁS FUERTE:




Tras su periplo de entrenador ayudante en Lakers, Phil Jackson  se lo llevó a los Knicks, donde acabó como asistente e interino de los Westchester Knicks, en la D-League.

En 2017 estuvo entrenando a la una high-school en Chicago y con el tiempo, volvió a casa. A Chicago, pero no a los Bulls: a Rich East High School, donde entrena a chicos de 14 a 17 años. Sigue siendo activista, ahora educando a los más jóvenes. El juicio quedó de lado, en el pasado. Vendió los anillos y los títulos de triplista para mantener a su familia.


En enero de 2017 se publico un libro autobiográfico : "Longshot .Los triunfos y las luchas de un luchador por la libertad de la NBA"


A día de hoy con casi 60 años sigue con charlas en institutos de Chicago o en los medios informativos contando sus experiencias y hablando de justicia social a través de su libro. Un tipo auténtico que merece mucho la pena escuchar.


Y es que a Craig Hodges no hay lista negra que pueda con él, en su última entrevista se despedía con un :

"Hay tanta injusticia, pero es solo cuestión de tiempo antes de que ganemos estas batallas". 

Publicado por @basketatodoritm (twitter)

Bibliografía: 
Chicago Tribune, Chicago Reader, The Guardian, NY Times,
@David_Vilares ABC
Craig Hodges: 'Jordan no habló porque no sabía qué decir' por  Donald McRae 
Longshot: The Triumphs and Struggles of a NBA Freedom Fighter , Hodges

2 comentarios:

  1. Estudié y jugué al basket 4 años en EEUU justo en aquella época y me comí enteritas las protestas universitarias por lo de Rodney King. Hablamos de un delincuente que durante kilómetros huyó de la policía poniendo en riesgo la vida de conductores, peatones, etc., en una zona (este de LA) donde la tensión es máxima si trabajas como policía. ¿Que se le fue la pinza a los agentes y deberían irse todos a la calle?, cierto. ¿Que Rodney King es un delincuente y ni mucho menos el héroe en el que le intentaron convertir?, más cierto aún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tony, muchas gracias por tu aporte, porque desconocía esa parte de la historia. Nadie como el que la ha vivido de cerca. Y me fío de lo que dices, sin duda. Al final , parece ser, que se junta el hambre con las ganas de comer. Un desproposito. Muchas gracias por comentar!. Saludos.

      Eliminar