martes, 25 de septiembre de 2018

"EL COMPAÑERISMO EN EL BALONCESTO: LA HISTORIA DE JACK TWYMAN Y MAURICE STOKES"


Casi todos sabemos que los deportes desde que se practican a muy temprana edad sirven para fomentan valores como son la camaradería y el compañerismo , sobre todo en los deportes de equipo.
 En el deporte de equipo, todos sus integrantes trabajan en la consecución de un objetivo que facilita el sentimiento de unidad.

 Un sentimiento que ayuda a crecer de forma más equitativa posible los caracteres de sus integrantes, y procura aunar los objetivos individuales con los del equipo.
El baloncesto no lo va a ser menos y sabemos que un equipo en esta disciplina deportiva con buena sintonía entre sus miembros ,donde reina el compañerismo y que se llevan bien dentro y fuera de la cancha tiene más posibilidades de rendir al máximo a nivel individual como colectivo y por supuesto a nivel deportivo como personal.

 Por lo tanto , el baloncesto como deporte de equipo que es, forma parte de la educación de los que lo practican , y tiene el denominador común de: escuela de valores sociales y personales. 
Uno de estos grandes valores, sin dudas,  es el compañerismo mencionado anteriormente.
Y si hablamos de compañerismo  hay grandes historias sobre él en las distintas disciplinas deportivas y el baloncesto tiene la suya.

Es la emotiva historia de dos jugadores de la NBA de la década de los 50: Twyman y Stokes. La historia de compañerismo que traspasó todas las barreras cuando Twyman se hizo cargo de su compañero de equipo Stokes que se quedó paralítico por un fatal accidente en la cancha de juego.
Tras contar su historia, terminaré con unas líneas sobre el premio que da la NBA al mejor compañero conmemorando y haciendo honor a estos dos colosos. Vamos allá:



 EL DEPORTE COMO MOTOR DEL RESPETO Y COMPAÑERISMO

Respeto, compañerismo, son dos de los muchos valores que engloba el deporte. En el año 1995 Melchor Gutiérrez Sanmartín escribía su libro "Valores sociales y deporte".
Melchor escribía ese libro y diferenciaba dos grupos de valores asociados con el deporte. Los valores sociales y los valores personales.
 En un extracto de su libro, Melchor Gutierrez recalca como el deporte es un claro potenciador de los valores sociales del respeto y compañerismo:

 "Psicólogos, pedagogos, sociólogos y educadores físicos vienen destacando el valor educativo del deporte para el desarrollo psicosocial del individuo y como medio de integración social y cultural. 
Quienes defienden este planteamiento, consideran el deporte como una herramienta apropiada para enseñar a todos, pero sobre todo a los más jóvenes, virtudes y cualidades positivas como justicia, lealtad, afán de superación, convivencia, respeto, compañerismo, trabajo en equipo, disciplina, responsabilidad, conformidad y otras . 
 Pero a su vez, no podemos ignorar que cada día son más frecuentes las prácticas deportivas que se olvidan de esos valores y resaltan la vanidad personal, intolerancia, alineaciones ilegales, empleo de drogas para mejorar el rendimiento, conductas agresivas y abundancia de trampas También señalan algunos autores el excesivo empeño puesto en el triunfo, y que la competición reduce los comportamientos prosociales y promueve conductas antisociales.
Pero seamos optimistas y aboguemos por el lado bueno, el que permite obtener cualidades positivas a través de la práctica deportiva, sin olvidar, no obstante, que tanto los propios practicantes como los sistemas organizativos y educativos, a diferentes niveles, deberán mantenerse alerta y poner todos los medios a su alcance para evitar caer en la vertiente no deseable."

LA DURISIMA Y HERMOSA HISTORIA DE TWYMAN Y STOKES.

Desde el primer año de rookies (1955) , Jack Twyman y Maurice Stokes forjaron su férrea amistad temporada tras temporada.  Una amistad y compañerismo que ha trascendido en el tiempo por su increíble valor humano.
 Jugaban en los Rochester Royals, actuales Sacramento Kings, Twyman era un alero que se le caían los puntos por doquier.
De hecho,fue el segundo jugador en la historia de la liga tras Wilt Chamberlain en promediar más de 30 puntos en una misma temporada (31.2 puntos en la 1959-60).
 Twyman se retiró como el 20º máximo anotador histórico de la NBA, para posteriormente ejercer como comentarista deportivo en la televisión USA.
 Stokes era un ala-pívot extraordinariamente rápido y corpulento, cuya versatilidad le permitía jugar en varios puestos y con una intensidad magnífica para capturar rebotes con extrema facilidad. Sumado a una visión de juego extraordinaria.
Fue el único jugador en la historia, junto a Wilt Chamberlain, en estar en el Top 3 de rebotes y asistencias durante dos campañas consecutivas.
 Galardonado como Mejor Novato en su primera temporada, firmó el récord de rebotes en una sola campaña en su segundo año con casi 1.300.
 Todo era de color de rosa para ellos porque destacaban en la mejor liga del mundo y eran habituales en los All-Star Game de la época.
 Sin embargo, llegó la desgracia para Stokes el 12 de marzo de 1958 cuando en el último partido de la temporada.
 Stokes iba a capturar un rebote cuando, tras un choque con un rival, cayó y se golpeó la cabeza con el suelo de manera violenta. Stokes se quedó inmóvil mientras los jugadores y el público tenían el corazón encogido.

El equipo médico consiguió recuperar a Stokes, y acabó el partido con “normalidad”. Parecía que sólo fuera un terrible susto , y no iba a tener ninguna complicación.
Nada más lejos de la realidad : pocos días después, los Royals volaban a Detroit para jugar los Playoffs ante los Pistons y durante el viaje, Stokes comenzó a sufrir una serie de ataques y convulsiones y entró en coma.
 Stokes despertó del coma, pero de la peor de las maneras: una encefalopatía había dañado la zona del cerebro que controlaba su motricidad corporal y ya no podría caminar jamás.
 Si no fuera suficiente la desgracia de Stokes , su equipo (Los Royals) decidió abandonarle y prescindieron de sus servicios, ahorrándose su sueldo. Además no aportaron ningún tipo de ayuda económica.
En aquellos tiempos no había ningún tipo de pensión o plan médico para los jugadores . Nadie, a priori , iba a cubrir los gastos médicos (en torno a los 100.000 dólares al año),
Sin embargo, su amigo Jack Twyman estaba allí para ayudar y salvar a su amigo del peor de los abandonos.

 Algo muy difícil de creer en los años 50 donde el racismo campaba a sus anchas en EE.UU y con los afroamericanos considerados «ciudadanos de segunda clase», parecía imposible que un blanco pudiese tender la mano a un negro.

Sin embargo, Twyman se convirtió en el tutor legal de su compañero y se hizo cargo del costoso tratamiento rehabilitador de Stokes. Además se entregó al 101% para conseguir dinero para la manutención de su amigo del alma.


 Movió tanto hilos que consiguió que se celebrara un partido de exhibición anual en New York donde jugaron super-estrellas como Wilt Chamberlain, Elgin Baylor, Kareem Abdul Jabbar y Oscar Robertson.

 

 Dicho evento se disputó en el famoso Hotel Kutsher, en el que se hospedaba el mítico entrenador Red Auerbach y entrenaba Muhammad Ali, o en el que incluso llegó a trabajar como botones Wilt Chamberlain.
Fue tal el éxito de la primera edición, que el partido se repetiría anualmente en las siguientes décadas, convirtiéndose en un torneo de golf para semi-profesionales en 1999, además de una fundación con su nombre.
 Gracias a ese increíble sentimiento de amistad de Twyman hacia su compañero, Stokes pudo llevar una vida digna hasta 1970, cuando falleció a los 36 años de edad debido a un infarto de miocardio. Aunque al final de sus días sólo podía comunicarse , pestañeando.
 El bueno de Twyman, falleció en 2012, y fue incluido en el Hall Of Fame en 1983, algo que también lograría su gran amigo en 2002. Los dorsales de ambos jugadores fueron retirados por los Sacramento Kings.
 Toda esta increíble historia caló muy hondo en la NBA y se llevó al cine a través de la película “Maurie” en 1973. Además la NBA entrega el premio al mejor compañero de la temporada en la mejor liga del mundo en honor a aquella increíble amistad : “El galardón Twyman –Stokes”.

 EL PREMIO TWYMAN-STOKES: GALARDÓN AL MEJOR COMPAÑERO EN LA NBA.
 Twyman dejó un legado que la NBA recogió un año después con un premio que trata de ser fiel a sus protagonistas.


De hecho, la Liga dona 25.000 dólares a las cinco organizaciones benéficas que el ganador designe. Se celebra desde 2013 y Jack Twyman dijo las siguientes palabras antes de morir en 2012:

 «Imagínense ir a la cama un sábado por la noche, con el mundo a sus pies y un futuro brillante; y despertarse el domingo por la mañana sin poder moverse». 
 Le pregunté: “¿Qué pensaste entonces?' Él me contestó: 'Muy fácil, tenía dos opciones: rendirme o usar cada pizca de energía que tuviese para luchar todos los días'. Y los siguientes doce años, eso fue exactamente lo que hizo»

 Los ganadores de todas las ediciones celebradas , son los siguientes:


hasta el día de hoy y la iremos actualizando...


Sin duda , Jack Twyman y Maurice Stokes nos han enseñado que hay valores irrenunciables e impagables en el deporte y en la vida como es el ser buen compñaero, un gran compañero...

BIBLIOGRAFIA:

 "Valores sociales y deporte" Melchor Gutiérrez Sanmartín
"El jugador que se acostó siendo una estrella y se despertó sin poder moverse" ABC  - Eduardo Salán"


Publicado por @basketatodoritm

No hay comentarios:

Publicar un comentario